Algunas personas opinan que el champagne es como oro líquido, y creemos que es una buena descripción. El champagne es para beber, sin duda, pero también es un producto de lujo y distinción. Al igual que un bolso o un reloj, los mejores champagnes exudan clase, calidad y elegancia. Son “objetos”, no simples productos o botellas de vino. Y, como cualquier producto de lujo, los champagnes top se convierten en casi místicos “objetos de deseo”. Estos son algunos de los champagnes más lujosos del mercado.

 

¿Champagne de oro?

Cuando hablamos de “Champagne de Oro“, no estamos hablando de un champagne hecho con oro. Evidentemente, hablamos en el sentido figurado, ya que estos vinos son los mejores de los mejores vinos espumosos del mundo, y ¡casi valen su peso en oro!

 

Dom Pérignon Oenothèque

El nombre Dom Pérignon no necesita ninguna presentación, ya que quizá es el más conocido de entre los champagnes de lujo en el mundo. El Dom Pérignon de la añada vigente suele costar unos 150€, mientras que otros cuvées puede extenderse varios cientos de euros más. Vamos a hablar del top de la gama Dom Pérignon: los Oenothèque. Estos champagnes verdaderamente lujosos han sido madurados con mucho cuidado por los enólogos durante años, y luego se ponen a la venta entre 15 y 30 años después de la fecha de cosecha, cuando los expertos sienten que están realmente en su apogeo. Esto se decide degustando individualmente cada añada antes de que salga de la bodega. Tener entre manos una botella del Dom Pérignon Rosé Oenothèque 1992 resulta una experiencia cuasi extra-sensorial para un verdadero amante del vino. Si eres uno de los pocos afortunados en el mundo que han probado este champagne, nos gustaría conocer tu opinión para ponernos los dientes largos! 😉

 

Krug Clos du Mesnil

Otro de los grandes champagnes que encontramos es el Krug Clos du Mesnil, elaborado a partir de un único viñedo en la pequeña parcela de 1.85 hectáreas dentro de Le Mesnil-sur-Oger, uno de los pueblos de Champagne Grand Cru más reconocidos de la Côte des Blancs. Todos los champagnes Krug suelen tener un precio exclusivo, pero el Clos du Mesnil nos eleva a otro nivel.

  • El Krug Clos du Mesnil 1996 recibió una puntuación perfecta de 100 puntos del crítico estadounidense Robert Parker y seguramente representa al Chardonnay en su mejor momento.
  • Krug Clos du Mesnil 1990 y 1988 también están cerca de ser perfectos, recibiendo 97 puntos cada uno de Wine Spectator.

 

Piper-Heidsieck Rare Millésime

El Piper-Heidsieck Rare Millésime 2002 es un champán de lujo para aquellos que realmente disfrutan de las cosas más finas de la vida. Esta mezcla de Chardonnay y Pinot Noir es inusual en el sentido de que es una versión limitada de la anunciada cosecha de 2002. La maison Piper-Heidsieck Champagne en Reims es conocida en todo el mundo como una de los grandes, y este champagne es uno de los mejores que ha elaborado nunca.

¿Has probado alguna vez algún super champagne? ¿Tienes algún favorito que no hayamos dicho aquí? ¡Compártelo con nosotros!

Categorías: Espumosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar