Muchos amigos y clientes nos envían fotos de sus vinos de guarda y nos preguntan si les podemos decir si el vino está en buenas condiciones para tomarlo (o para venderlo 😉

Realmente, sin abrir la botella y catar el vino, es imposible determinar la idoneidad del vino, aunque tenemos algunas señales que nos pueden dar algunas pistas con tan solo ver la botella.

Etiqueta de la botella: si la etiqueta de la botella está mohosa, desgastada por la humedad, o excesivamente seca…. es muy posible que el vino no haya estado guardado en las condiciones de temperatura y humedad adecuadas y ésto puede haber afectado al vino.
Merma del vino: este es un término que hace referencia a la posible fuga o evaporación de vino a través del corcho durante la guarda. Si el vino tiene una merma considerable, es muy posible que el corcho ya no esté en buenas condiciones y esto haya afectado negativamente a la evolución del vino en la botella.

Insistimos en que si estos dos factores son negativos no quiere decir que el vino “esté malo”, aunque está claro que afectará a las propiedades organolépticas del mismo. Como siempre, recomendamos guardar los vinos en las mejores condiciones posibles para evitar futuros problemas.

 

 

“Wine Collection – Del Giglio B&B”. Imagen por Alex Berger

Categorías: Cómo lo hago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar