A pesar de que el Gin Tonic es uno de los cócteles más populares que existen hoy en día, hay infinidad de establecimientos en los que no se prepara ni se sirve correctamente.

Vamos a intentar explicar de manera sencilla cómo se prepara un buen Gin Tonic y, de paso, aclarar algunos “mitos” erróneos respecto al mismo.

Vamos con los “ingredientes” necesarios para un buen Gin Tonic:

Copa:

Es indispensable que la copa sea de balón, por lo tanto, quedan descartados los vasos de tubo, y de cristal fino, ya que de esta forma, los aromas de la ginebra resaltan con la tónica y se perciben mucho mejor.
Cuanto más fino sea el cristal de la copa, más resaltará al paladar y a la vista.

Tónica:

Hay una serie de tónicas que resultan perfectas para acompañar a la ginebra, y normalmente éstas suelen ser las “tónicas Premium” (que, claro, también son más caras).

Lo esencial de estas tónicas es que no “maten” a la ginebra, sino que son capaces de realzar los mejores atributos de cada una. Evidentemente, hay algunas tónicas que maridan mejor con ciertas ginebras, pero eso requerirá otro post para hablar exclusivamente sobre ello.

Algunas de las tónicas Premium: Indian Fever Tree, Fentimans Tonic Water, Q Tonic, Boylan Tonic.

Ginebra:

Existe una gran variedad de Ginebras, pero vamos a destacar algunas de diferentes países:

Citadelle de Francia, con 4 destilaciones que retoman la fórmula de la ginebra más antigua de Francia, elaborada en 1771 en la ciudad de Dunkerque.

Hendrick’s de Inglaterra, que se elabora con una sutil infusión de alcohol de trigo de gran calidad y de 8 plantas botánicas. Muchos dicen que es el Rolls de las ginebras.

Imagin de Suecia, de color azulado, aromatizado con 13 plantas botánicas y un packaging con mucho estilo.

Blackwoods Strong 60º de Escocia, cuyos ingredientes son cosechados artesanalmente por campesinos a partir de un programa de agricultura sostenible diseñado por el prestigioso Orkney Agronomy College.

Mare de España, creada con ingredientes botánicos seleccionados en zonas mediterráneas de la mejor calidad.

Topfergeist Peket de Bélgica, de gran frescura y finura y que tiene la particularidad de que la botella es de barro.

Doornkaat de Alemania, que refleja el estilo alemán de hacer ginebra con sabores delicados y sutiles.

Zuidam de Holanda, el país que inventó la ginebra. Se trata de una ginebra de excepcional pureza, con 5 destilaciones para el aguardiente base y luego cada uno de los aromáticos se destila por separado antes de la mezcla final.

Blue Vintage de Austria, poco conocida, aunque de buena calidad.

Junipero de Estados Unidos, que debe su nombre a que el sabor y aroma predominante de una ginebra moderna siempre proviene del enebro (Juniperus communis).

Cítricos:

Muy importante este punto, ya que hay que añadir solo la corteza del cítrico a utilizar (preferentemente lima, aunque puede usarse limón). Además, éste debería ser  todo lo fresco que se pudiera.

Elaboración:

Se sirven los hielos muy fríos (valga la redundancia) en la copa, 5 ó 6, y se mueven para enfriar la copa.

Seguidamente se sirve la ginebra, aproximadamente 1/4 parte de ginebra, a una cierta distancia del vaso para que se oxigene.

Luego se corta en vertical una rodaja grande de la cáscara del cítrico escogido y se exprime suavemente sobre los hielos. Desechamos este trozo y cortamos otro para añadirlo en la copa.

Removemos para que se impregne la ginebra con el perfume y con la cáscara que hemos añadido.

Después, servimos la tónica deslizando muy lentamente sobre el hielo para no perder burbuja, es decir, hay que inclinar un poco la copa al servir la tónica.

Ya tenemos nuestro Gin-Tonic perfectamente preparado!

Consejos:

Es indispensable que tanto la ginebra como la tónica estén bien  frías, por lo que la tónica debe estar en la nevera, y la mayoría de expertos recomiendan que la ginebra se guarde en el congelador, para que así, a la hora de tomarla, el hielo no se derrita tan fácilmente y el gin-tonic conserve sus cualidades.

Nunca hay que echarle limón exprimido ya que mata el gas carbónico de la tónica, y, evidentemente, nunca hay que desgasar la tónica antes de servirla.

No olvides que puedes comprar todas estas ginebras y muchas más en eComprarVino.com.

Categorías: Ginebras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar