Seguro que os habéis fijado que, recientemente, los expertos en materia enológica destacan que el formato “Magnum” (botellas con una capacidad de 1,5 litros) es mejor que las botellas estándar de 75cl. En INVINIC hemos querido recoger los motivos principales para comprar este tipo de formato.

Magnum es un formato ideal para conservar los vinos de larga guarda. En primer lugar, creemos que favorece la expresión del vino: como la cantidad de oxígeno disminuye en relación con el líquido, el proceso de evolución del vino se reduce y sus características aromáticas y gustativas se aumentan.

Así, cuanto mayor cantidad de líquido, menor es el riesgo de que la evolución del vino se vea alterada por condiciones térmicas. Teniendo en cuenta que garantiza al producto una vida más larga es, por tanto, el tamaño más adecuado si se quiere invertir en una bodega.

Los vinos de crianza, reservas y grandes reservas alcanzan en formato “Magnum” sus mejores calificaciones.

Si todos los expertos afirman que el formato Magnum suele tener una mejor conservación, crianza en botella y durabilidad, entonces ¿Por qué es tan poco conocido? ¿Por qué no nos lo recomiendan en los restaurantes? Queda mucho camino por hacer y el deber de todos de ayudar a potenciar este formato que ha demostrado sus virtudes sobradamente.

Categorías: Sabías que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar