España es uno de los mayores productores de vino a nivel mundial; Tiene la mayor superficie dedicada al cultivo de vid del mundo (14,3% del total), y ocupa el tercer lugar en lo que respecta a producción (13,1% del total, sólo detrás de Francia -17,3%- e Italia -17,2%-). España es, además, el segundo exportador mundial en términos de volumen. Es un sector muy importante en España, por su importancia económica, social y ambiental, y porque el vino proyecta una imagen del país en el extranjero.

En cuanto al mercado de la exportación, casi dos tercios de las exportaciones españolas de vino por volumen, están destinados a los países de la Unión Europea. En cuanto a exportaciones por volumen, los principales destinos son Francia (19,8%), Alemania (14,7%), Portugal (10,5%) y Rusia (7,2%). Por países, Alemania (16,2%), Reino Unido (14,4%), EE.UU. (10,9%) y Francia (7,1%), toman el liderazgo en el ranking por valor de dichas exportaciones.

Los vinos tintos de Rioja, los vinos de Jerez y el cava de Cataluña son los más conocidos fuera de España, sin embargo, los menos conocidos tintos de Ribera del Duero son los que han tenido el mayor impacto en las ferias internacionales de vino. El vino español tiene mucho más que ofrecer que Rioja, Cava y Jerez. España cuenta con una diversidad que refleja su terreno, clima y cultura.

Como se ha mencionado anteriormente, España tiene más hectáreas de viñedo que cualquier otro país en el mundo, cultivadas en su mayoría con variedades de uvas autóctonas de origen español. Tempranillo es la variedad más conocida y es el pilar de Rioja, aunque la variedad menos conocida, Airén, es la más plantada, produciendo grandes cantidades de vino de mesa blanco, que rara vez se encuentra fuera de su región.

En la última década se ha producido una revolución en la elaboración del vino español: se han plantado nuevos viñedos y se han introducido nuevas tecnologías de elaboración del vino, pero las tradiciones y el patrimonio se han mantenido. El vino español ha mejorado más allá del reconocimiento, sobre todo los blancos, y ahora más que nunca vale la pena probarlo.

Algunas de las regiones más conocidas:

Rías Baixas

Situada en Galicia, la zona costera de las Rías Baixas está fuertemente influenciada por el mar. Tiene un clima fresco y marítimo con mucha lluvia. Algunos de los mejores vinos blancos de España se encuentran aquí, gracias al éxito de la uva Albariño, que prospera en estas condiciones climáticas. Las plantaciones de albariño se han multiplicado por ocho en los últimos 15 años. Albariño produce vinos refrescantes y aromáticos.

Rueda

Hacia el interior, la zona de Rueda se encuentra en el corazón de Castilla y León y produce los mejores vinos blancos de esta región. Rueda tiene una larga historia de producción de vino, aunque es sólo recientemente que los blancos han salido a la luz, gracias a los métodos de vinificación modernos. Verdejo es la variedad más plantada. Las uvas son seleccionadas antes del amanecer y son transportadas a la bodega en recipientes sellados bajo un manto de gas inerte (generalmente nitrógeno) para evitar el contacto con el aire. Esta protección se mantiene en todas las etapas hasta su embotellado.

Ribera del Duero

Es la cuna del vino insignia de España – Vega Sicilia Unico – y el énfasis de la región está en la calidad, no cantidad. Se producen principalmente vinos tintos y la uva principal es la Tempranillo, a veces conocida localmente como Tinto del País. La región está a una altitud elevada, y los viñedos están situados a 700-800m por encima del nivel del mar, casi la altitud máxima a la que crecen los viñedos. La región cuenta con su propio microclima, donde los calurosos días de verano contrastan con una fuerte caída de las temperaturas nocturnas. El resultado es un vino con una intensidad real y un aroma de gran alcance.

Rioja

La Rioja es la región vinícola más famosa de España, y la primera en ser galardonada con la DOC (Denominación de Origen Controlada). Dentro de la zona hay tres sub-regiones: Rioja Alavesa, Rioja Alta y Rioja Baja. Las dos primeras se sitúan más hacia el norte, con clima de influencia atlántica, mientras que la última es una planicie baja más influenciada por el Mediterráneo. Muchos Rioja son mezcla de más de una región, y se permiten hasta siete variedades de uva, pero Tempranillo es la uva principal en la mayoría de los tintos Rioja. Mientras, el blanco más popular es el Viura, también conocido como Macabeo. Los Rioja, por lo general, son envejecidos en roble, lo que proporciona un sabor suave y un estilo fácil de beber.

Navarra

Separado de Rioja por el río Ebro, las variedades de la región son similares, aunque también se cultivan uvas más internacionales como el Cabernet SauvignonMerlot. La variedad más popular es la Garnacha, que se utiliza para tintos y rosados, pero algunas bodegas con vistas al futuro están mezclando las variedades locales e internacionales.

Calatayud

Unos 150 kms al sur de Navarra está la región más pequeña de Calatayud. Todas las cepas están plantadas por encima de 500 metros y sin ninguna influencia del mar, los veranos son calurosos y los inviernos muy fríos. La garnacha es aquí la uva tinta principal, y las condiciones permiten la producción de vinos de gran alcance con altos niveles de alcohol.

Jumilla

La región de Jumilla se encuentra a 80 kilómetros de la costa de Alicante. Las zonas más bajas son el hogar de los vinos blancos secos y dulces, mientras que la tierra más alta cuenta con uvas rojas, como la Monastrell, conocida en Francia y en otros lugares como Mourvèdre, y en Australia como Mataro.

Priorat

Priorat fue la segunda región (después de La Rioja) en obtener la más alta clasificación de calidad, DOC, en el año 2001. Es una región pequeña, con un suelo único que se conoce como “llicorella” y que está lleno de pequeñas partículas de mica, lo que permite la retención de calor. Como resultado, los vinos tintos son muy potentes y altos en alcohol.

Un grupo de productores reconocieron el beneficio de la ubicación en la década de los 80 y plantaron uvas autóctonas (Garnacha y Cariñena), junto variedades francesas como Cabernet Sauvignon.

Penedès

Esta región costera se encuentra a pocos kilómetros al oeste de Barcelona, en la región de Cataluña. Tiene dos características notables: la mayoría de los vinos espumosos españoles -Cava- se hacen aquí, y la enorme influencia provocada por Miguel Torres, director de una de las compañías vitivinícola más grandes del mundo. Durante las últimas décadas, Torres ha plantado una serie de variedades internacionales y ha revolucionado la vinificación, tanto en el viñedo como en la bodega.

Categorías: Regiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar