Estos días nos ha llegado información sobre un nuevo artilugio relacionado con el mundo del vino: el Sonic Decanter.

En pocas palabras, se trata de un recipiente donde se coloca una botella de vino y que promete convertirlo en más aromático, sabroso, integrado y con taninos más suaves en cuestión de minutos mediante la aplicación de “energía ultrasónica”.
Se trataría, en cierto modo, de simular el “envejecimiento” o evolución del vino, pero en unos pocos minutos.

La idea es de Charles Leonhardt, un ingeniero que había dedicado su carrera a proyectos de aviación, aeroespaciales y médicos, y que su amor por el vino le hizo buscar la manera de obtener mejores caldos.

Nosotros no hemos tenido la oportunidad de probar este aparato, ya que de momento solo se vende en EEUU, pero desde luego que en cuanto podamos lo haremos. Así, a primera vista, la idea de sustituir los años de tranquila evolución por un proceso rápido… llámanos clásicos, pero… ¡¡nos parece una “locura”!! 😉
De todas maneras, le daremos una oportunidad al Sonic Decanter y veremos si realmente cumple lo que promete.

Y a vosotros ¿os gustaría tener vuestro “fast wine” preferido sin tener que esperar?

Categorías: Sabías que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar