Muy pocas bodegas de vinos en el mundo pueden realmente presumir de ser emblemáticas, aunque Château Margaux seguramente está entre ellas. La finca se aloja en la denominación Margaux, en la ribera izquierda de Burdeos, donde lleva produciendo excelentes vinos durante cuatro siglos.

¡Esto no es broma! Si alguna vez quieres presumir de conocimientos sobre vinos, deja impresionados a tus amigos mencionando “Château Margaux” y algunas (o todas) de las cinco características de esta inigualable bodega que te enumeramos a continuación.

 

1. La nueva bodega de Château Margaux fue diseñada por el arquitecto superestrella Norman Foster

La reputación del arquitecto británico Norman Foster lo precede, por lo que no fue sorprendente que fuera elegido para diseñar el primer edificio de nueva construcción en la bodega de Château Margaux de los últimos 200 años. Diseñó el Nouveau Chai, una bodega de producción de última generación para vinos tintos y blancos. Mirando desde una cierta distancia, se podría pensar que el edificio siempre había estado allí, por lo que su estructura exterior encaja sin problemas en la arquitectura ya existente. Sin embargo, pasea bajo el impresionante techo y te encontrarás a la vanguardia de la tecnología de la vinificación.

 

2. Château Margaux comparte el gerente con una bodega top americana

Paul Pontallier, el más carismático director de Château Margaux, falleció tristemente en abril de 2016. El Sr. Pontallier se incorporó a la bodega en 1983 y se trabajó como director desde 1990, supervisando un período de calidad en la vinificación consistentemente excelente. Tras su prematuro fallecimiento, la bodega nombró a Philippe Bascaules en su puesto. Ambos habían trabajado previamente juntos en Margaux, antes de que el Sr. Bascaules se trasladara a los Estados Unidos para dirigir la bodega Inglenook, de Francis Ford Coppola, situada en St. Helena, California. Cuando el Sr. Bascaules comience oficialmente su papel en Château Margaux en marzo de 2017, se trasladará a Burdeos y viajará frecuentemente a los Estados Unidos.

 

3. Château Margaux fue elegido el mejor vino de Burdeos en 2015

Cada año en abril, lo más granado de los medios de comunicación y del comercio vinícola ponen rumbo a Burdeos para degustar las muestras de las barricas de la cosecha del año anterior, y deciden lo que vale la pena comprar en función de la calidad potencial. Este ritual forma parte de la llamada campaña en primeur. En abril de 2016, los principales expertos en vinos del mundo emitieron sus juicios sobre la cosecha de 2015. Aunque el Bordelais puede tratar de sugerir que en Burdeos nos hay “malas cosechas”, es cierto que 2015 fue una añada ampliamente aceptada como buena, y tal vez incluso muy buena. La denominación de Margaux obtuvo buenas críticas y Château Margaux recibió una multitud de notas muy altas o incuso perfectas. Al final, el Château Margaux 2015 fue votado como el mejor vino de la vendimia en una encuesta realizada por el trader del Reino Unido Liv-ex.

 

4. Thomas Jefferson amaba el Château Margaux

Padre Fundador y tercer presidente de los Estados Unidos de América, Thomas Jefferson fue un reconocido amante del vino y coleccionó muchos de los grandes vinos del mundo. Su amor por los vinos fortificados de España y Portugal dio paso al de los finos vinos tintos de Francia y viajó personalmente por los viñedos de Burdeos y Borgoña. A él se le atribuye la frase: “No hay mejor botella que una botella de Margaux”.

 

5. La reputación de la bodega no siempre fue estelar

A pesar de su condición de Premier Cru, Château Margaux no ha disfrutado siempre de la excelente reputación que ahora damos por sentada. Durante los años sesenta y setenta, la finca bajó mucho su rendimiento y la reputación de sus vinos cayó en picado. No fue hasta que fue comprada por André Mentzelopoulos en 1977 cuando las cosas comenzaron a cambiar para mejor. El Sr. Mentzelopoulos invirtió mucho dinero en modernas e innovadoras técnicas enológicas y contrató los servicios del renombrado consultor Emile Peynaud. Tristemente falleció antes de que pudiera ver los frutos de su trabajo, pero lo sucedió su hija Corinne en 1980.

 

Estos cinco hechos te ayudarán a mantener una buena conversación sobre el mundo del vino, y si es degustando un excelente Château Margaux, ¡mejor que mejor! ¿Tienes alguna otra información interesante sobre Château Margaux que nos hayamos perdido?

Categorías: Bodegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar