¿Alguna vez has oído hablar del vino de saúco? A diferencia de la mayoría de los vinos disponibles en el mercado, no está hecho a partir de uvas. En su lugar, se trata de un vino elaborado a partir de las bayas de saúco. Las bayas de saúco dan frutos muy oscuros y llenos de sabor. ¡Si tocas unas bayas de saúco salvajes te mancharas las manos de color púrpura antes de que te des cuenta! ¡Dale un bocado a una baya de saúco y tus dientes también quedarán de un “bonito” color morado! Si esto te suena bien, entonces tal vez te guste el vino de saúco. Si no es así, sigue leyendo para encontrar algunas alternativas que te permitirán mantener las manos y los dientes “limpios” 😉

El vino de saúco

Generalmente es un vino casero elaborado por los amantes del vino de frutas, tiene mucho cuerpo y reúne una gran cantidad de sabor. También es muy tánico, por lo que tiene la posibilidad de tener un envejecimiento relativamente largo. Los aspirantes a productores este vino deben ser advertidos, sin embargo, que el proceso de elaboración del vino de saúco no es fácil ni limpio. ¡Incluso puede presentar riesgos para la salud humana!. Internet ofrece muchas guías de cómo hacerlo y recetas para su elaboración, pero no vamos a entrar en eso aquí. Pero para aquellos que no pueden o no quieren molestarse en hacer vino de saúco, o beber este vino de frutas, hemos preparado algunas alternativas posibles.

Burdeos

Deberás dejar que los taninos hagan su función con tu vino de saúco algún tiempo antes de que se vuelva bebible. Mientras tanto, ¿porqué no pruebas algún vino de Burdeos con crianza de las excelentes cosechas de 2001, 2002 o 2003, que estarán en su momento óptimo de consumo ahora mismo? Estos vinos Château de Valandraud 2001, Château Palmer 2001, Château Calon Segur 2002 o Château Certan de May 2003 han conseguido una suavidad más que considerable y, seguramente, mucho más placentera que cualquier vino joven, ya sea de Burdeos o de un vino de frutas.

Malbec argentino

La uva Malbec tiene toda la concentración e improvisación que se podía esperar encontrar en un vino de bayas, con un generoso carácter frutal. Puedes encontrar un ejemplo de primera calidad en Argentina, donde el Leo Premium Malbec de Valentín Bianchi no te va a defraudar. Un jugoso Malbec argentino estará listo para beber incluso sin envejecimiento, a diferencia de la mayoría de los vinos de saúco.

Shiraz australiano

Otra gran alternativa es el afrutado Shiraz australiano, en particular de los productores de alta calidad de Barossa Valley o de Margaret River. Evita todas las molestias de hacer tu vino de saúco y busca algún vino del estilo del Tower Estate Barossa Valley Shiraz 2001 o del  Happs Three Hills Shiraz 2000. Estos vinos tienen todo el poder de la fruta negra del vino de saúco, y son considerablemente más fáciles de obtener.

Ginebra de flor de saúco

Está bien, no es vino, pero ¡dale una oportunidad! La ginebra está en auge y muchos pequeños productores ingleses están haciéndonos llegar fantásticos ejemplos. Prueba la Knockeen Hills Elderflower Gin para tener una idea de lo que son capaces de hacer los profesionales: Esta ginebra de poca producción elaborada a partir de la flor de saúco (y otros ingredientes botánicos seleccionados) se destila cinco veces en 24 horas. El resultado es una excelente ginebra seca con notas de enebro y saúco y un final largo y agradable.

Categorías: Cómo lo hago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar